En busca de esencias

marzo 30, 2019 0 Por Mala Delicada
En busca de esencias

En ocasiones me dicen que soy mala, tal cual, y pienso que por algo será…

Pero la verdad, y no me lo niegues, es que todos somos seres «defectuosos», suena mal pero es así, siempre llevamos una tara u otra estampada en nuestra vida. Con nuestros pros y nuestros contras, llámalos virtudes o defectos, somos de acaparar un montón de miedos, deseos o esperanzas… A veces nos pasamos de negatividad y otras somos demasiado soñadores, y así, en consecuencia, actuamos de la manera en que lo hacemos.

¿Y al final qué es realmente lo bueno o lo malo?

¿Sabemos diferenciarlo de verdad, y hasta qué punto? Por ejemplo, yo puedo ser una persona independiente, autónoma y esto alguien lo verá como algo positivo porque me doy mi propio espacio y sé dárselo a los demás. En cambio, puede ser que haya otra persona que lo considere más bien de forma negativa y en lugar de independiente me describa como distante, tal vez porque sea alguien más apegado con la gente, que necesite una atención más detallista o más constante, por decir algo. Pero en definitiva, al final son necesidades distintas. Así que respondiendo a lo anterior, las actitudes buenas o malas están llenas de matices y su valor depende del criterio de cada uno, ¿no te parece? En realidad, siempre acabamos juzgando a nuestro parecer particular, entre otras cosas, según el grado de objetividad y de sensibilidad que tengamos hacia el entorno que nos rodea…

¿Tú como te sientes?

Pero lo relevante aquí es si estás satisfecho contigo mismo, con la persona que tú eres, en cómo te percibes y luego si esa percepción es acorde a la que tienen los demás sobre ti. Si no es así y te produce una insatisfacción vital pienso que vale la pena pararse un momento a analizar las causas y llegar a conseguir ese bienestar, ese bienestar emocional que todos deberíamos tener. Y para eso creo que debemos desarrollar el autoconocimiento. Aprender a conocernos de verdad, asumir como somos y ser capaces de aceptarnos sin vergüenzas. Mejorar si así lo deseamos. El desarrollo personal puede ser un trayecto interesante y constructivo, y espero que este blog sirva como herramienta extra para recorrer en más profundidad ese camino. Por supuesto, espero de verdad que vosotros también os llevéis algo útil de todo esto.

Saca lo mejor o lo peor de ti, pero sácalo

Siempre se dice que no es bueno dejarse las cosas dentro y con el tiempo me voy dando cuenta de que es verdad… Al final somos como somos, el resultado de cómo en parte nos enseñaron a ser de pequeños, en mejor o peor medida, y también debido a las experiencias en cuanto vamos creciendo… Pero en el fondo tienes tú una esencia propia, una esencia única y genuina que es la base de tu personalidad y de ti depende cómo quieres sobrellevarla… En mi caso voy a seguir experimentando con mi propio crecimiento personal para aprender a sobrellevarme más y mejor.

Me llaman mala tantas veces que al final me lo creo.

Lo asumo, pero me queda esencia por descubrir. También en ocasiones me dicen que desprendo ternura. Así que por qué no ser una Mala Delicada. Y qué mejor que abrir este blog donde, tal vez, acreditarlo.

Mala Delicada