Señales de que tienes una relación tóxica

agosto 16, 2019 0 Por Mala Delicada
Señales de que tienes una relación tóxica

Quizás no te des cuenta y tienes un amor dañino

¿Sientes que no puedes ser tu misma? ¿Notas que te controla excesivamente? ¿Te limita las actividades, las personas con que te relacionas o tu vida en general?  Entonces te propongo que sigas leyendo.

Una relación de amor sana se caracteriza por el respeto, estima, confianza y aceptación del otro. En el momento en que se rompe alguno de los valores anteriores, aparecen las actitudes tóxicas.

En el artículo de hoy me gustaría  destacar algunos de los signos de alerta que más prevalecen en una relación tóxica y como deshacerte de ella.

  • No puedes ser tú: como hemos comentado anteriormente el amor sano se caracteriza por la aceptación y admiración del otro. En el momento en que la relación se llena de correcciones hacia el otro y se le intenta cambiar, ¡cuidado!
  • Estancamiento: si tu pareja te limita las actividades que te gustan o las personas con las que te relaciones, debe saltar la alarma.
  • Control: si sientes que tu pareja quiere saber todo de ti en todo momento, que no tienes intimidad ni vida privada, es signo evidente de control.
  • Critica a tu gente: si se dedica a hablar mal de tus amigos o intenta ponerte en su contra, es signo de manipulación.
  • Nunca acepta que tengas razón: si siempre quiere tener razón, no te escucha, no acepta sus errores y te reprocha todo lo que “haces mal”, ¡Cuidado!
  • Celos excesivos: cabe normalizar el miedo a perder a la otra persona, pero en el momento en que estos celos se magnifican, se convierten en una obsesión y se pierde la confianza, pasamos a una relación tóxica.
  • Discusiones: es normal discutir de vez en cuando, escuchar al otro e intentar llegar a un acuerdo, pero cuando las discusiones son muy repetitivas, fuertes o violentas y no se escucha a la pareja eso se desvia de la normalidad.

Quedarse o dejar ir… Ahí la cuestión

Una vez identificadas las alertas más destacadas, es hora de buscar solución. ¿Transformar la relación o echar a correr?

soltar relaciones toxicas maladelicada


Ser consciente de una relación tóxica no es fácil y querer salir de ella menos aún. La gente se puede plantear diferentes opciones. En un primer momento se puede intentar transformar la relación tóxica a sana. Para hacerlo aquí os dejo algunos consejos:

– Compórtate diferente: si llevas tiempo viviendo el mismo tipo de situaciones, discutiendo por los mismos temas y obteniendo los mismos resultados, significa que es hora de actuar diferente. Para que una persona cambie, antes tienes que cambiar tu, ya sea poniendo ciertos límites, dejar de reaccionar desmesuradamente por cosas que no van a cambiar o dejar claro ciertas cosas. Si ya sabes que comportándote asi no funciona, ¿porque no cambiar y experimentar?

Pide ayuda siempre que  creas que la necesites: cuando te encuentres en una situación que no sabes resolver, qué no sabes si es normal o no, pide ayuda. Si la otra persona está de acuerdo, se podría incluso hacer terapia de pareja, y si la otra persona se niega, siempre puedes solicitar terapia individual para obtener pautas sobre como mejorar tu relación.

Sin embargo, hay veces que por mucho que te esfuerces, te das cuenta que la relación ha entrado en un círculo vicioso  y no va a cambiar. En ese momento es cuando te debes distanciar de esa persona. Como he comentado anteriormente romper una relación no es nada fácil, aquí os dejo algunos consejos para que te resulte un poco menos difícil:

– Tómate un tiempo para ti: en muchas ocasiones, una relación tóxica genera baja autoestima, inseguridad, culpabilidad, lo que provoca  no tener la fuerza suficiente para romper esa relación. Por lo tanto, el primer paso es centrarte en ti y aumentar tu autoestima, de cuidarte y hacer las cosas que te gusten. Recuerda que hay un post sobre cómo aumentar tu autoestima

– Red de apoyo: crear una red de apoyo puede facilitar la ruptura. Es importante que cuentes con personas de confianza para recurrir en situaciones complicadas para que te sientas apoyado o simplemente distraerte cuando más lo necesites. También puedes unirte a asociaciones o foros de personas que se encuentran a una situación similar a la tuya para apoyarte anímicamente y aprender de los demás.

¡Ahora te toca a ti dar el paso! Anímate a contarnos tu experiencia o a pedir ayuda.

Si quieres profundizar más sobre el tema y ver en qué tipo de relación te encuentras y/o solicitar alguna terapia, te invito a visitar la web Psicomaresme.

Júlia Heredia,
psicóloga colaboradora para Mala Delicada.